Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Carrot cupcake.’ Category

Los probé escéptica hace ya mucho tiempo y el resultado acabó en la basura, para mi dolor. Me molesta profundamente tirar la comida. Quizá hacía demasiado calor y la canela va mejor con los fríos, quizá no me apliqué suficiente, a saber.

Pero la semana pasada, gracias a un encargo, volví con los ensayos.

El primer resultado fue estupendo de sabor y textura. Y muy fácil. Muy sorprendente. Así que a pesar de que me había declarado “dulcedezanahoriaodiante” me desdigo.

Ingredientes para 24 unidades medianas:

Para el cupcake:

  • 225 gr. de zanahoria cruda molida.
  • 100 gr. de manzana cruda triturada.
  • 3 huevos.
  • 130 gr. de azúcar.
  • 110 ml. de aceite de girasol.
  • 100 gr. de harina.
  • 40 gr. de maizena.
  • 40 gr. de harina de almendras.
  • 4 gr. de bicarbonato.
  • 2 gr. de sal.
  • 2 gr. de canela (si os gusta mucho, podéis poner hasta el doble).
  • 5 ml. de extracto de vainilla.
  • La ralladura de una naranja perfectamente lavada.
  • Un puñado de arándanos secos o pasas.
  • 24 papelillos de magdalena.
Para la crema de naranja:
  • 100 gr. de azúcar lustre.
  • La ralladura de una naranja muy limpia.
  • 300 gr. de mascarpone fresco.
Preparación:
Precalentamos el horno a 180ºC
Colocamos los papelitos de magdalena en la bandeja de hornear.
Trituramos la zanahoria y la manzana con el azúcar y el aceite. Añadimos los huevos enteros y trituramos más.
En un cuenco vertemos esta primera mezcla y le añadimos, mezclando con una lengua, la harina, la maizena, la harina de trigo, el bicarbonato y la sal. Obtendremos una pasta homogénea pero muy poco densa. Añadimos las especias y la ralladura de naranja. Cortamos a cuchillo los arándanos secos -o las pasas- si son muy grandes, los enharinamos ligeramente y los añadimos también.
Llenamos los papelitos hasta unas 3/4 partes de su capacidad e introducimos en el horno inmediatamente.
Cocinamos durante unos 18-20 minutos, los sacamos, pinchamos uno de ellos con un palillo largo y si sale limpio están listos.
Los dejamos enfriar a temperatura ambiente y mientras tanto preparamos la crema de naranja que guardaremos en la nevera hasta que los cupcakes estén totalmente fríos.
Con ayuda de una cuchara cubrimos la superficie del cupcake colocando una cantidad generosa de crema y decoramos con una espolvoreada de canela o con cualquier otro motivo que nos inspire.
Una combinación estupenda para estos cupcakes es un té cargadito al limón. Y en un día de lluvia como hoy el éxito está asegurado.
Disfrutad.
Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: