Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Chocolate a la taza’ Category

Mirandola. Chocolate con Churros

Tengo la suerte de tener un niño al que no le gustan los pasteles, ni la bollería industrial. Apenas algún dulce aislado: los dorayakis, las tartas de fruta -aunque lo que realmente le gusta es la fruta, los flanes y las cremas a base de huevo, el chocolate con leche si es de tableta…  Y también le encantan los churros.

Así las cosas no ha quedado más remedio por mi carácter de madre nutricia que aprender a preparar churros. Son tan fáciles de hacer que casi da risa.

Ya puestos, preparemos también un poco de chocolate a la taza para acompañarlos. El chocolate a la taza se puede preparar con preparados especiales, con chocolate negro en tableta o como os voy a explicar. Os lo explico así porque es habitual que en las casas haya cacao soluble.

La próxima vez que os encontréis en casa con ganas de mantita, sofá y merendola no tendréis que salir. Con las cosas que casi todo el mundo tiene en la cocina nos bastamos y sobramos y de paso tenemos una actividad para la tarde.

¡Feliz hibernación!

PARA LOS CHURROS

Ingredientes

  • 250 g harina de fuerza. Si no tenéis de fuerza podéis usar harina floja normal y una cucharadita de café de impulsor.
  • 500 ml de agua.
  • 1 pellizco de sal.
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
  • Azúcar para espolvorear.
  • Aceite para freír (mejor que no sea de oliva).

Elaboración

En un cazo alto y grandecito se vierten el agua, el aceite de oliva y la sal, se lleva al fuego hasta que hierva y entonces se apaga el fuego y se vuelca en él la harina de golpe.

Se bate enérgicamente con una cuchara de madera (no lo intentéis con un batidor porque os vais a arrepentir) hasta que obtengáis una bola que se despegue de las paredes del cazo. Batid bien hasta que no quede ni un solo grumo de harina sin integrar en la masa.

Volcad esa bola sobre una superficie en la que podáis dejar que se entibie ligeramente mientras la amasáis con las manos. Cuidado, que quema.

¿Ya está tibia? Pues la metéis en una manga pastelera con boquilla de estrella ancha y reserváis.

Ahora preparad una sartén profunda, o una “parisienne”, o la freidora con el aceite limpio y esperad a que se caliente bien. Ojo, porque si el aceite no está muy caliente los churros podrían provocar pequeñas explosiones de aceite y eso es peligroso.

Pues ya podéis empezar a formar los churros -directamente dentro de la sartén o sobre una mesa engrasada. Sea como sea los hacéis y freís al momento; No los dejéis demasiado tiempo sobre la mesa tras formarlos porque podrían hacer “piel” y eso es algo que hay que evitar. Vigilad el punto de cocción, a veces parece que están listos pero tiene el corazón todavía demasiado tierno, no crudo, puesto que la harina ya la habéis cocido previamente.

A medida que estén hechos los colocáis en un plato o fuente cubierto de papel absorbente y espolvoreáis con azúcar al gusto.

PARA EL CHOCOLATE

Ingredientes

  • 1l de leche.
  • 150 g  de cacao soluble de desayuno (cola-cao, nesquik…)
  • 30 g de harina de maíz tipo maizena.
  • 1 cucharada sopera de cacao amargo en polvo.
  • Un trocito de canela en rama, un poco de vainillina… a vuestro gusto.

Elaboración

En un cuenco pequeño echáis unos 100 ml de leche natural -no caliente- y disolvéis en ella la maizena. Reserváis.

En un cazo grande vertéis el resto de la leche y los aromas, y lo lleváis al fuego. Cuando esté tibio añadís el cacao soluble y el cacao amargo y removéis para que se disuelvan.

Cuando la leche comience a hervir retiráis con la ayuda de un colador la ramita de canela y colocáis dentro un batidor de varillas; Volcáis la preparación que teníais reservada de golpe dentro de la leche y batís con batidor. Espesará inmediatamente. Apagad el fuego y batid un poco más.

Debería haber quedado homogénea y sin grumos. De no ser así le dais un golpe con el minipimmer y listos.

¡Disfrutad!

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: