Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘mousses.’ Category

Mirandola. Bavaroise fresas y yogur.

 

 

Quizá sea curioso pero lo cierto es que a mi hijo Martín no le gustan los dulces.

El único inconveniente es que por su cumpleaños, en lugar de inventarle tartas fantásticas con formas psicodélicas nos tenemos que conformar con este pastel. No es bien bien conformarse, porque es delicioso. Tan delicioso es que hoy voy a compartir su receta “secreta” por petición popular.

Tengo la mala costumbre de llamar a este tipo de preparaciones “Bavaroises” porque se parecen mucho; Pero para ser estrictos la base de una bavaroise es una crema elaborada con yemas y las claras de esas yemas se usan para dar volumen a la tarta.  Y tengo la manía de no usar la palabra “mousse”, así que ya veis qué nombre tan “nouvelle cuisine” nos ha quedado.

Ingredientes

  • 1 base de bizcocho finita, como de gateau roulé pero sustituyendo cacao amargo por harina.
  • 500 ml de nata fresca para montar.
  • 500 g de fresones frescos.
  • 300 g de yogur griego.
  • 200 g de azúcar
  • la ralladura de 1 limón pequeño.
  • 13 hojas de gelatina neutra.

 

Elaboración

Preparamos un aro de pastelería sobre una bandeja cubierta con papel sulfurizado. Dentro de él colocamos un círculo de bizcocho algo menor  para que una vez cubierto con la bavariose no se vea.

Remojamos las hojas de gelatina en agua fría de una en una. Una vez hecho esto las dejamos en remojo en agua fría.

Lavamos las fresas, les quitamos las hojitas y el tallo y las metemos en un vaso de minipimmer o en otro recipiente estrecho y alto. Trituramos bien. Añadimos el yogur y la ralladura de limón. Reservamos.

Semimontamos la nata que tendremos a 2 ó 3ºC y en cuanto empiece a subir le vamos echando el azúcar en forma de lluvia. Recordad: semimontar es batir de manera que esponje y suba pero sin que se endurezca. Hay que parar de batir antes, cuando todavía está cremosa y no sólida. Reservamos.

En un bol vertemos unos 100 ml de la mezcla de fresas y yogur triturado y la calentamos en el micro. Escurrimos con las manos las hojas de gelatina que teníamos en remojo; Las metemos dentro del bol con la mezcla caliente, removemos con una cuchara hasta que se disuelvan.

Vertemos el triturado de fresas y yogur frío en la nata semimontada mientas batimos suavemente y sin cesar. Añadimos también la que tenemos caliente en un bol con la gelatina disuelta. Nos aseguramos de que la mezcla sea perfectamente homogénea. Rellenamos hasta el borde el aro que teníamos preparado, lo alisamos con una paletina y lo llevamos al congelador. Si nos sobra crema la volcamos en recipientes más pequeños que llevamos también al  congelador.

Hay que dejar un mínimo de 8 horas de reposo en el congelador. Podría hacerse también en la nevera, pero es mucho más fácil manipular las bavaroises cuando están congeladas.

Cuando se tenga que consumir se saca del congelador, se desmolda, se coloca en el plato o bandeja en el que se vaya a servir y se deja descongelar dos o tres horas en la nevera. Lo podéis decorar con fresones enteros, con rositas de nata o como el cuerpo os pida.

Sé que os va a encantar, porque es fresco y delicioso.

NOTA: Todas estas mezclas se tienen que hacer rápidamente y sin perder el tiempo pero con suavidad y sin nervios. Necesitamos el aire de dentro de la nata, no podemos perderlo batiendo de forma agitada, pero tampoco podemos permitir que la gelatina se cuaje cuando la mezcla aun no es homogénea.

 

Mirandola. Bavaroise de fresas.

 

 

 

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: