Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Apple’

Mirandola. Crumble manzana 1.

Conversaciones dentro de mi cabeza:

— “Jo, es que esta es otra de aquellas recetas que da vergüenza explicar porque tienen dificultad 0 patatero”.

—”¡Pero a dónde vas, alma de cántaro! Que luego te preguntan y no puedes decir aquello de ¡Mira en el blog!”

 

 

Los “Crumble”, que también se llaman “Brown Betty”, se pusieron de moda en la Inglaterra de posguerra de la segunda guerra mundial. La escasez de alimentos puso a pensar a las cocineras.

Imagino que la genialidad se dio porque no había avituallamiento suficiente de ingredientes de repostería, pero sí de algunas frutas, y las compotas ya les cansaban. Entonces, con los recortes de la masa del día anterior empezaron a hacer experimentos.

— “Sobró esta pelotita de masa de shortbread de las galletas de ayer que no me da para una tarta, pero que no pienso tirar  Charlotte, querida”.

— ” De acuerdo, Violet. Ahora mismo la desmigajo sobre la compota de ruibarbo y la horneo para el té del personal.”

Y así…

Por lo tanto no existe una receta de Crubmble propiamente dicha. Normalmente se hace con frutas algo ácidas o bayas, o la mezcla de ambas. Se espolvorean con un poco de azúcar moreno, o con miel, se les añaden unas pasas, unas almendras, algo de canela o ralladura de limón… a vuestro gusto. Y luego ya una mezclita de azúcar, mantequilla y harina (o harinas) Y al horno hasta que se dore. Voilá!

 

Mirandola. Crumble manzana.

 

Ingredientes para unas 4 personas.

Para la base de frutas:

  • 400 g de manzanas reinetas (U otra variedad ácida y no excesivamente jugosa).
  • 10 avellanas machacadas.
  • 50 ml de miel o de sirope de ágave.
  • 15 ml de zumo de limón.
  • Ralladura de piel de limón.
  • 5 ml de esencia de vainilla.

Para la galletita que se desmorona:

  • 1 cucharada sopera de copos de avena gruesos.
  • 50 g de mantequilla pomada.
  • 100 g de harina de trigo.
  • 50 g de azúcar, mejor integral.

 

Elaboración

En un bol mezclamos bien las manzanas cortadas a daditos no muy grandes con el resto de ingredientes de la base de frutas. Echamos esta preparación en un recipiente que pueda ir al horno.

Sobre una superficie de trabajo mezclamos la avena, la harina de trigo el azúcar y la mantequilla, y trabajamos con los dedos hasta obtener una masa homogénea.

Desmigamos esta masa sobre la preparación de frutas que tenemos en el recipiente y la llevamos al horno. El tiempo de cocción variará en función de lo alto que sea el recipiente elegido, pero en unos 20 minutos la masa debería estar cocinada y la compota lista.

Es habitual servir el crumble con helado, crema pastelera o nata. En este caso nos apetecía tibio que, tras la lluvia, por las noches refresca.
O eso o es que ya deliro del calor.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: